Sin gastar mucho, pero con la emoción de tener una decoración fuera de lo usual y con tan pocos materiales elabora un enorme mural para decorar especialmente tu aula por el mes de la Biblia.

En el mes de septiembre, celebra con aprendizajes que acercan a tus estudiantes más a Dios.

Por supuesto, que la enseñanza cristiana, es fundamental en la vida de todo ser humano, llevándolos siempre a la reflexión y a la toma de sus propias decisiones.

Es muy fácil, ya lo verás

 

Ten a la mano: papel craft, lápiz, regla, crayones de los colores que prefieras (no importa si son pequeños te serán de gran utilidad), esponja y témperas (del color de tu preferencia). Claro está que necesitarás la imagen impresa del mural que quieres realizar o ayúdate de tu celular...
Realiza con el lápiz todos los trazos del dibujo del mural que deseas trabajar. Seguidamente repasa con el crayón negro los bordes de poco a poco (no presiones muy fuerte), luego con tiza óleo marrón o crayón anaranjado el interior de la piedra. Para eso, ten la tiza echada para realizar trazos gruesos...
Con la témpera y esponja haz manchas por una partes de la piedras. Con el crayón blanco haz dibujos de michi así #, para darle brillo a tu mural y repasa algunos lados de la piedra.
Es momento de hacer las ventanas, recorta rectángulos de papel craft pinta sus bordes con el crayón negro y dale ese brillo con el crayón blanco. Ten en reserva los cuatro rectángulos para la ventana. Utiliza el papel crepé (del color de tu preferencia) cortado por la mitad, pégalos por arriba y por abajo arrugándolos, encima coloca los rectángulos.
El mismo procedimiento realizarás para hacer la puerta y la otra ventana. Un consejito útil, es mejor pegar el papel crepé con silicona fría no con goma (porque se rompe fácilmente).

Aquí un lindo arbolito para que puedas darle mayor colorido a tu mural...